Es difícil el tema de los remakes o adaptaciones. Algunos usuarios dicen que están justificados cuando el juego original es muy antiguo, otros cuando lo actualizan con notables mejoras que hacen justificar la nueva compra. En este caso, el primer Donkey Kong Country Returns supuso un soplo de aire fresco al catálogo de Wii, y solamente llevaba en tiendas algo menos de 3 años cuando salió al mercado la versión de 3DS. En cuestión de novedades casi todas van enfocadas en facilitar la aventura, sin incluir nada realmente innovador. Si bien el resultado final es un buen juego para la portátil de Nintendo.

DK_Country_Returns_3D_Caratula

Plataforma: 3DS.
Desarrollador: Monster Games.
Distribuidor: Nintendo.
Género: Plataformas.
Jugadores: 1-2.
Idioma: Textos: Español.
Lanzamiento: 24 de mayo de 2013.

Entenderme, se podría decir que el género de las plataformas es de los más difícil de innovar. O eso se podría pensar, pues hay algunos juegos que tomando prestados conceptos antiguos y sumando algunos nuevos muy interesantes, proponen experiencias diferentes. Así hacen juegos como Fez, Braid o Bit. Trip, por ejemplo. Otros y aquí incluyo al juego que nos ocupa, mejoran y actualizan los mismos conceptos reciclados de anteriores entregas consiguiendo un resultado positivo como juego y no tanto en sensaciones jugables. Claro que en este caso, al pertenecer a una famosa franquicia, hay mucho peligro de cambiar la experiencia de arriba a abajo y que los fans tradicionales pongan el grito en el cielo. Por eso pienso que Monster Games se ha movido en terrenos conocidos para traer una aventura bien implementada pero que echa en falta alguna novedad jugable para hacerlo diferente de tantos otros; es un Donkey Kong con todos sus personajes y barriles más no es un juego que recordado con el paso del tiempo.

Pantalla táctil no utilizable excepto para mirar estadísticas.
Pantalla táctil no utilizable excepto para mirar estadísticas.

Plátanos al alcance

Su argumento, siguiendo la estela de Nintendo, es infantil y simple. La tribu Tiki Tak roban a los hermanos Kong, Donkey y Diddy, toda su reserva de plátanos. Estos irán en busca de todos los componentes de la tribu a los que irán venciendo de forma individual en cada uno de los 8 mundos disponibles (uno más que en Wii) ambientados en junglas, playas, ruinas, cavernas, bosques, acantilados, fábricas y volcanes, completando así la isla DK. Ellos no son los jefes finales, pues engañarán a través de una melodía hipnotizante a algún animal grandote para que les haga el trabajo sucio. Una vez venzamos a estos, el miembro de la tribu se quedará indefenso, y es un gustazo cuando Donkey se acerca a ellos para aporrear lo botones X e Y y darles unos cuantos mamporros. Me ha durado la aventura unas 13 horitas, contando reintentos de misión, y sin sumar el modo espejo desbloqueable al superarlo por primera vez.

¡Es la hora de las tortas!
¡Es la hora de las tortas!

Principalmente hay tres tipos de nivel: casi todos son las clásicas plataformas con muchos barriles y Rambis que masacran el escenario, y en menor medido también tenemos los tipo vagoneta teniendo que saltar en momentos oportunos y los de cohetes a propulsión que impulsaremos o nos dejaremos caer según convenga y en los que cada error se paga fatal. En todos ellos tendremos objetos coleccionables para profundizar en ellos a fondo: letras para formar la palabra Kong y piezas de puzzle, así como los plátanos para ganar nuevas vidas, monedas para comprarlas y corazones para restaurarlas.

A modo de un jugador manejamos a Donkey Kong y sus 2 corazones de vida, ampliables a cuatro si nos encontramos con Diddy y su gran jetpack que nos hará los saltos más fáciles manteniéndonos en el aire un par de segundos vitales. En dos jugadores en modo local cada jugador toma el papel de un mono para superar el nivel de forma conjunta pero no cooperativa; algún tipo de puzzle para resolver en común, por simple que este fuera, le hubiera otorgado más personalidad. DK por separado cuenta con un salto corto y otro largo manteniendo menos o más el botón de salto apretado, además de otro más largo si se hace seguido de la voltereta/croqueta. En comparación con Mario Bros, estos saltos se me hacen a veces extraños, como si no fueran del todo fluidos cuando intentas alcanzar lugares lejanos. Otras habilidades como golpear el suelo con los puños o soplar al suelo son útiles para encontrar objetos secretos, principalmente, y no usan las características propias de la consola como podría ser soplar hacia la pantalla que usan otros juegos como New Super Mario Bros 2. Al control cuesta al principio acostumbrarse, pues la cruceta izquierda no es opcional para manejar al personaje en el modo predefinido y con el stick se hace de manera más imprecisa. El control B u opcional era más complicado pues cambiaba también al resto de botones, la mejor opción es la primera con un tiempo de aprendizaje. Gráficamente es interesante bajo los estándares de 3DS, aunque algunas veces se echa en falta tener una pantalla superior mayor (o la 3DS XL) para degustarlo al completo; en este caso se nota que es un port directo de Wii luciendo bien pero no pensado enteramente para una consola portátil con pantalla táctil, ya que solamente la usa para mostrar datos que podrían haber entrado en la pantalla superior, en vez de dejar la inferior como forma de extender la zona explorable por los personajes como hacían las entregas de Sonic en NDS. Se queda mucho espacio inutilizable, y si esta era el objetivo haber capacitado a DK con nuevas habilidades elegibles con el stylus hubiera sido todo un punto.
Personalmente no me gusta utilizar el efecto 3D de esta consola, me suelo marear al poco de jugar y no las aprecio bien de todas formas. Aquí a veces hay utilización de varios planos para explotarlo, también es apreciable con las “2D” por lo que no es algo obligatorio para jugar. El sonido cumple, más no hay melodías que quieras dejar grabadas en la cabeza.

¡Esquiva esos topos!
¡Esquiva esos topos!

Más novedades de esta versión respecto a la original de Wii, el juego otorga unas ayudas para los que no puedan superar el juego por sí solos, como por ejemplo globos que evitan caigas por los precipicios o más oportunidades en los niveles de vagonetas. No es obligatorio usarlos, por supuesto.
Otras ayudas son más útiles, pues si mueres muchas veces en una zona tienes la opción de llamar a Súper Kong (AKA Copito de Nieve) para que te supere el nivel enseñándote cómo hacerlo. Lo curioso es que en el mapa puedes seguir hacia adelante pero esa casilla se queda en rojo en vez de azul como cuando la superas normalmente, por lo que la seguirás viendo como no superada al igual que una mancha en tu historial y te picarás hasta superarla. En cuanto a las vidas no te quedarás sin ellas, el juego es bastante generosos con los plátanos y con las monedas para comprar nuevas.

DK_Country_Returns_3D_comparacionWii

Me he divertido jugándolo y superándolo. Quizá se pueda decir que tiene defectos por su pequeña pantalla, en la que a veces las distancias son difíciles de calcular. Eso sí, es un buen acompañante de la consola para ratejos sueltos y una correcta incorporación al catálogo si no se ha probado la versión de Wii previamente, pues no incluye nada nuevo a destacar.

https://i2.wp.com/speargames.net/files/Donkey-Kong-Country-Returns-3D-destacada.jpg?fit=300%2C300&ssl=1https://i2.wp.com/speargames.net/files/Donkey-Kong-Country-Returns-3D-destacada.jpg?resize=150%2C150&ssl=1NaufriAnálisis3ds,Análisis,donkey kong,donkey kong country returns 3D,monos,nintendo,plátanos  Es difícil el tema de los remakes o adaptaciones. Algunos usuarios dicen que están justificados cuando el juego original es muy antiguo, otros cuando lo actualizan con notables mejoras que hacen justificar la nueva compra. En este caso, el primer Donkey Kong Country Returns supuso un soplo de aire...Now, with 95% of MALK!!