En febrero de este año salió a la venta el juego Dragon Ball Xenoverse, y como es de esperar todos los fans de la saga de Akira Toriyama lo agradecímos enormemente. La verdad es que es un lujo que, aún habiendo pasado tantos años, la saga de Dragon Ball siga teniendo éxito y divirtiendo a sus fans.
Pero… seamos realistas, no todo lo que luce es oro ¿verdad?, y por muy prolífica que sea una saga siempre tendrá productos buenos y malos (no necesariamente más productos malos que buenos, claro, pero siempre hay excepciones). Como es normal, cuando Dragon Ball Xenoverse fue anunciado, los fans no pudimos evitar preguntarnos con miedo: “¿Será bueno? o ¿será roña?

Ya hice un análisis de otro juego de Dragon Ball en el pasado, que resultó ser una tomadura de pelo… y claro, con tantos videojuegos sobre Goku y compañía en el mercado, no hay ganas de hacer un análisis de cada juego sobre Dragon Ball; sin embargo este caso es particularmente especial, y es que Dragon Ball Xenoverse es el primer título de la saga que llega a PC y a consolas de ésta reciente nueva generación. Aviso que la versión que voy a analizar es la de PC, aunque no creo que haya diferencias entre versiones. Vamos allá.

Dragon-Ball-Xenoverse

A priori el concepto del juego tiene buena pinta: una historia “original” basada en el argumento que ya todos conocemos, lo cual está bien porque es un soplo de aire fresco en esta saga; además, si no estoy equivocado, los desarrolladores de este Xenoverse son los mismos que los que hicieron los geniales Budokai (me refiero a los Budokai a secas, no los Tenkaichi, que no aportaban nada nuevo y encima en un entorno 3D confuso de narices).

Nada más empezar nuestra partida, podemos crear nuestro propio personaje eligiendo entre las razas humana, saiyan, namekiana, frieza o majin (estas 2 últimas resultan raras de ver como raza, ya que apenas salen en Dragon Ball como tal… pero ¡hey! resulta interesante).
Una vez hemos creado nuestro personaje (aunque no con mucha personalización a elegir, todo hay que decirlo), nos pondrán en situación para disfrutar de la historia del juego: como guerreros del Tiempo, debemos ayudar a Trunks del futuro a “arreglar” ciertas paradojas temporales que se están generando en la linea temporal, por culpa de unos guerreros que quieren tocar los huevos o algo por el estilo. Total, para darnos de hostias con unos cuantos guerreros musculados y peinados estrambóticos cualquier excusa es buena.
Así de primeras, ya os aviso que la historia del juego no es la panacea, y tiene algunos fallos (aunque si el guión se hubiese hecho en España fijo que se llevaba el Goya *guiño guiño*)… pero en realidad han hecho un buen trabajo, porque han conseguido algo que hacía falta en juegos de esta saga: un soplo de aire fresco; una manera de contar la historia otra vez, pero de una forma distinta y original. Además, han incluido en la historia todas las sagas de Dragon Ball Z (ojo, que no todos los videojuegos de Dragon Ball fueron capaces de hacer esto… siempre se dejaban alguna saga fuera), y alguna que otra OVA, con sus respectivos personajes, lo cual está muy bien. También tenéis la posibilidad de comprar un DLC que incluye personajes y misiones basadas en la serie Dragon Ball GT.

Pero bueno, basta de hablar de la historia del juego, que esto es un videojuego, coño. No es tan importante la historia como la jugabilidad, y es que el punto peliagudo y delicado de este juego están en la jugabilidad: hay quienes la defienden a muerte y hay quienes la odian. ¿Por qué? Pues porque es una jugabilidad tan mezclada y extraña, que lamentablemente no te deja indiferente; o te gusta o te disgusta, no hay término medio. Y he dicho lamentablemente porque es mucho más probable que el sistema de juego te disguste, qué que te guste.
Digamos que el juego mezcla un estilo de juego tipo beat’em’up en un entorno 3D con varios personajes en pantalla, con un sistema tipo MMO. Intentaré explicarlo de forma sencilla.
Veréis… digamos que han simulado el hecho de que en la serie original, los personajes tienen que hacerse cada vez más fuertes para vencer a los enemigos que están por venir. El concepto en papel suena interesante, pero en el juego es simplemente tedioso y cansino, porque en más de una ocasión, como ocurre en muchos MMO, nos enfrentaremos contra algún enemigo o misión en la que nos darán por el culo sin remedio y sin amor. Y no porque sea más o menos complicado… sino porque nuestro personaje es débil, y carecemos de variedad de habilidades… asi que… ¿qué deberemos hacer? Pues rejugar una y otra vez las misiones secundarias paralelas a la historia, que nos irán dando experiencia para subir de nivel, dinero para comprar objetos que recuperarán nuestra salud o equipación mucho mejor a la que llevamos en ese momento. Y creedme… eso pasará constantemente, lo que hace que el juego sea tedio puro si lo que buscas es un juego de lucha dinámico.

Además, no ayuda mucho el hecho de que el sistema de combate del juego está muy simplificado, de ahí que haya dicho antes que esto más que un juego de lucha tipo Tekken o Street Fighter (por mentar alguno) se parece más a un juego tipo beat’em’up como Streets of Rage o Super Smash Bros. (¡salvando las diferencias por supuesto!).
A veces lucharemos 1 contra 1, otras veces habrá mas personajes involucrados en la pelea. Básicamente el combate se desarrolla de la siguiente manera: fijamos el objetivo en uno de los personajes enemigos; volamos hacia él, nos damos de hostias con él apretando un par de botones (lo que hace que se rellene nuestra barra de Ki), y cuando tenemos suficiente Ki, podemos usar alguna de nuestras habilidades (si usamos algún personaje predeterminado, serán fijas, pero si usamos a nuestro personaje del modo historia, las habilidades las añadiremos nosotros, lo cual es bastante divertido). Y así son las batallas básicamente. No hay combos complejos ni espectacularidad visual como ocurre en otro juegos. Xenoverse es más descafeinado y arcade, pero también más fácil de coger para cualquier jugador. ¡Pero ojo! ¡No me malinterpretéis! Es bastante entretenido de jugar, y el hecho de tener un personaje propio, con habilidades personalizadas, le da mucha chispa al juego; pero debéis tener en cuenta que es un juego con un progreso lento y puede hacerse muy tedioso… por lo que si no os gusta “farmear” las mismas misiones secundarias una y otra vez para conseguir experiencia y seguir avanzando, entonces este no es vuestro juego.

Antes de seguir desmarañando el juego, me gustaría puntualizar un detalle que personalmente encuentro muy negativo en DB Xenoverse: el menú principal. No existe. A ver, sí que existe como tal con las típicas opciones para empezar una partida nueva o cambiar las opciones del juego, ¡pero ya está! ¿Y los modos Versus o de Torneo característicos de los juegos de lucha? ¿Y el modo online?
Bueno… pues estar están en el juego, pero para acceder a ellos tienes que hacerlo desde dentro de tu partida. Cuando empiezas una partida y creas tu personaje, apareces en una ciudad flotante llamada Toki Toki; desde está ciudad, accedes a todo: tiendas para comprar objetos, historia principal, misiones secundarias, modo torneo, batallas online o locales… e incluso si juegas estando online, podrás ver personajes de otros jugadores (aunque permanecerán estáticos sin posibilidad de interactuar con ellos). No hay forma alguna de navegar por el juego fuera de la ciudad Toki toki, y además, el personaje se mueve lentísimo, y no hay posibilidad ni de correr ni de volar. ¿Os imagináis esa mierda durante TODO el progreso del juego? Poneos en situación: ¿Queréis ir a una misión secundaria? Pues tenéis que ir andando “a saltitos” hasta la recepción de misiones paralelas. ¿Queréis comprar objetos? Tneéis que ir andando a una puerta que os lleva tras una pantalla de carga hasta la zona comercial de la ciudad. Imaginaos si viene un amigo a vuestra casa y queréis jugar una partida 1 vs 1; lo fácil sería ir al menú principal del juego, y elegir Versus->1P vs 2P y jugar, ¿no? Pues en Xenoverse no. En Xenoverse tienes que ir a la jodida Toki Toki, ir caminando hasta la recepción de combates offline, y desde ahí, jugar.
No sé, igual es sólo cosa mía y estoy siendo demasiado quejica, pero creo que es una decisión de diseño paupérrima el haber metido TODO el contenido del juego en una zona sosísima, con una movilidad lenta y ortopédica, tiempos de carga, y además la ciudad no tiene sentido alguno aparte de que aparece en la historia del juego.

He de decir que las misiones secundarias son entretenidas (bueno, algunas más que otras), y además, irónicamente, van a tener mucho más protagonismo en el juego que las misiones principales de la historia, ya que no solo las jugaremos para subir de nivel, sino que además nos darán recompensas al finalizarlas. Pero ojo que tiene trampa, y es que por algo he dicho antes que este juego tiene rasgos de MMO. Al finalizar una misión secundaria, nos darán una recompensa al azar de entre una lista establecida para esa misión… aunque a veces no nos darán ni eso. ¿Qué significa esto? Pues que si por ejemplo al finalizar la misión secundaria nº15 nos dan una habilidad que queremos, lo mismo la tenemos que rejugar más de 30 veces hasta que tengamos la suerte de que nos caiga al finalizarla. Divertido, ¿eh? Pues no os he hablado todavía de las bolas de dragón…
shenronEn DB Xenoverse, tenemos la posiblidad opcional de recopilar las 7 bolas de dragón. Una vez recogidas, podremos ir a una zona en concreto de la ciudad Toki Toki (sigh…) y el dragón Shenron nos concederá 1 deseo de entre varios a elegir (pueden ser personajes, habilidades, u otras cosillas). Este detalle no es novedoso en los videojuegos de Dragon Ball, ya que ya se podía hacer en los budokai… pero a mi el detalle me ha gustado mucho. ¡Pero tiene trampa! Ojooo, ojo. ¿Cómo se consiguen las bolas de dragón? A ver si lo adivináis. Pues “farmeando”. Síp, pasándonos unas determinadas misiones de cierta manera, una y otra y otra y otra vez, hasta que tengamos la suerte de que nos caiga 1 bola de dragón. Y al reunir las 7 bolas, pues hale, deseo al canto. Me parece una puta mierda, que queréis que os diga, porque encima para más cachondeo, hay alguna misión secundaria en el juego que consiste en recopilar las bolas de dragón del planeta Namek, buscándolas sobrevolando el planeta y con ayuda del radar del dragón, que es bastante más entretenido y original que estar rejugando misiones rancias hasta que nos caigan las bolas de dragón.

En fin… será que me estoy haciendo viejo, porque a bastante gente este sistema de juego parece gustarles. Y a gustos, los colores, por supuesto.

Comentemos un tema importante en los juegos de Dragon Ball: las transformaciones. ¿Hay transformaciones en Xenoverse? Sí. Las hay. Pero no tienen el protagonismo que cabría esperar, ya que castigan más que ayudar al jugador al usarlas (drenan el Ki hasta que se agota) y encima son temporales, ya que cuando te quedas sin Ki, a tomar por culo la transformación y el Ki… vamos, que te quedas vendidísimo. No todo es negativo claro, ya que por ejemplo si te transfomas en Super Saiyan, mientras te dura la transformación, tus habilidades son mucho más potentes, y además puedes abusar de ellas sin gasto de Ki alguno (aunque la barra se irá drenando por culpa de la transformación). aunque si que es cierto que desbalancea un poco a la hora de elegir una raza para tu personaje, porque evidentemente, sólo podrás transformarte en super Saiyan, si eres de raza Saiyan. Si eliges raza humana, por ejemplo, sólo podrás aspirar a Kaioken.
Ver cómo tu personaje personalizado se transforma mola mucho, pero vamos… que las transformaciones no aportan mucho en los combates, y normalmente no salen rentables, ya que además, esquivar habilidades del enemigo es bastante sencillo si te encuentras a una distancia prudente. Sale más a cuenta darse de hostias bien cerquita y rematar con alguna habilidad cuando veas la oportunidad.

El plantel de personajes no es muy extenso, pero no está tampoco nada mal. Tiene algunos personajes interesantes (aunque prefiero saltarme estos detalles por tema spoiler), aunque creo que hay alguna excepción en la que no han implementado bien a algún que otro personaje, e incluso se da el típico caso de personajes repetidos (pongo a Trunks como ejemplo). Pero por lo general, tenemos una buena selección de personajes con los que repartir leña de forma variada. Además, en este juego no sólo cada personaje tiene distintas apariencias o trajes, sino que cambian también sus atributos (lo que de una forma muy sutil, le da cierta chicha a cada combate). No es lo mismo el Goku con la apariencia de la saga de Raditz, que el Goku de la saga de Cell (sus atributos cambian, por ejemplo, decantándose a lo mejor más por la estamina que por el Ki, o más resistencia y menos fuerza, etc…). Quién sabe, igual en el futuro sacan más DLCs con personajes extra… de momento, como ya he mencionado antes, hay un DLC disponible con personajes de Dragon Ball GT.
Otro detalle interesante en Xenoverse, es que podemos ser entrenados por distintos maestros en Toki Toki, y según vayamos progresando, podremos aprender habilidades únicas de cada personaje, lo que ayuda mucho a la inmersión del juego con nuestro personaje. Podremos ser aprendices de Vegeta, o de Piccolo, o de incluso Krilín (no subestiméis su Kienzan… aunque en el juego no es muy potente, la verdad).

La banda sonora del juego es pasable, la verdad. Ni fu ni fá… de hecho, ahora mismo no recuerdo ninguna melodía que suene durante los combates, asi que con eso lo digo todo. La única canción que puedo recalcar del juego es la principal, que es una versión más rockera del opening japonés de Dragon Ball Z: Cha-La Head-Cha-La.

Para ir finiquitando esta parrafada, comentaré un poco los gráficos. Personalmente, creo que deberían apuntar más hacia el look que tienen los juegos más recientes de Naruto, que lucen exquisitamente bien y son calcos del anime. Sin embargo, parece que con Dragon Ball, siguen emperrados en hacer los modelados en 3D mezclados con un cell-shading rarito y contorno negro; aunque no lucen mal, para que nos vamos a engañar, y además las animaciones y sus expresiones faciales están trabajadas, y no creo que haya visto ninguna animación ni escena repetida entre los videos del juego, lo cual es destacable. Sin embargo, sigue chirriándome lo mismo que con Dragon Ball Z Ultimate Tenkaichi… los modelos de personajes lucen en cell-shading, y los fondos estan renderizados en 3D realista. Luce como el puto culo. Es como meter al Goku del anime en una foto de un descampado de Japón. Venga, no me jodas. O cell-shading o 3D, ¡pero no mezcles!
En fin, ya estoy farfullando otra vez, mejor finiquito ya.

En resumidas cuentas… creo que con Dragon Ball Xenoverse han estado bastante cerquita de hacer un gran juego, pero se han quedado cortos en muchísimos aspectos. ¡Pero eso no significa que sea mal juego!, ya que si consigues hacerte con su sistema de juego y te sientes cómodo jugándolo, lo disfrutarás muchísimo.
Si eres un fan de Dragon Ball, es muy posible que Xenoverse te guste, pero debo insistir en que seas precavido y tantees el juego antes para ver si su sistema de juego te atrae. Lo recomiendo, sobretodo para jugar a ratos cortos o con amigos, ¡pero con precaución!, porque es muy posible que este no sea el juego que esperáis.

Realmente, espero con ganas que saquen un Dragon Ball Xenoverse 2, y que corrijan todo lo que en este juego se ha quedado corto; entonces amigos mios, sí tendremos un juego de Dragon Ball redondo.

https://i2.wp.com/speargames.net/files/Dragon-Ball-Xenoverse-Destacada.jpg?fit=300%2C300&ssl=1https://i2.wp.com/speargames.net/files/Dragon-Ball-Xenoverse-Destacada.jpg?resize=150%2C150&ssl=1LuisFeAnálisisakira toriyama,anime,ball,dragon,dragon ball,Dragon Ball Xenoverse,goku,online,steam,xbox one,xenoverseEn febrero de este año salió a la venta el juego Dragon Ball Xenoverse, y como es de esperar todos los fans de la saga de Akira Toriyama lo agradecímos enormemente. La verdad es que es un lujo que, aún habiendo pasado tantos años, la saga de Dragon Ball...Now, with 95% of MALK!!