LANoire_análisis

Título que ha creado desde su salida muchísima polémica. Seguramente a tí también te ha pasado que has leído mala prensa sobre él o conoces a alguien que lo critica muy duramente. Si aun así lo has probado porque quieres tener una opinión propia, has dado el primer paso para degustar un título de Rockstar diferente a sus antecesores con una historia, en ocasiones, interesante y con una calidad gráfica increíble; y también con detalles bastante molestos.

Adentrémonos pues en este análisis que se queda entre las notas elevadas de revistas especializadas y los desprecios de seguidores cuadriculados.

LANoire_carátula

Plataforma: Xbox360
También para: PC – PS3
Desarrollador: Team Bondi
Distribuidor: Rockstar Games
Género: Sandbox, Acción, Aventura
Número DVDs: 3
Jugadores: 1
Idioma: Manual y textos: Español; Voces: Inglés
Lanzamiento: 20 de mayo de 2011

Casos monótonos

Insertas el primer DVD de los tres que se compone el juego y comienzas a jugar. En este momento no entiendes ese aluvión de críticas recibidas, ya que afrontamos nuestro primer caso como agente patrulla de L.A. con muchas ganas porque lo que vemos en pantalla tiene buena pinta. Nuestro protagonista, Cole Phelps, tiene la posibilidad de resolver un sencillo caso a modo de tutorial con la ayuda de un compañero sin demasiado protagonismo. Esta primera oportunidad de Phelps para demostrar su talento nos excita y nos ilusiona; Rockstar esta vez ha querido ponerse de parte de la ley para contarnos una historia ambientada en Los Ángeles de finales de los años 40. El escenario en el que nos encontramos está oscuro y una linterna nos ayuda en la búsqueda de pistas con una vista en tercera persona. El juego de luces es muy bueno y nos adelanta la enorme calidad gráfica del título: hay un enorme parecido entre el modelo y su personaje en 3D (aunque algunos secundarios se parecen demasiado entre sí, sobre todo entre las mujeres) y la sincronización labial con las voces es total. Pasamos cerca de una posible pista, el mando vibra para indicarnos que debemos explorar más a fondo pese a poder ser una pista falsa, lo que hace que los casos requieran una exploración profunda y así explorarlos a fondo para tener más herramientas en los interrogatorios posteriores, justo antes de cerrar los casos.
Seguimos en este tutorial subiendo a la azotea a través de unas cañerías determinadas, las cuales a la vez que unos pomos dorados nos indican con cuales podremos interactuar. Algo sencillo de ejecutar y de jugar, pero inconsistente si lo pensamos de manera realista. Si terminamos bien este caso nos ascenderán, y nuestra carrera en la policía se alargará a través de 21 casos en 4 departamentos contando así de la ayuda de otros 4 compañeros distintos dentro, siempre, de la policía de los Ángeles (LAPD). No es una revelación muy grande ya que en otro detalle de falta de consistencia, en la libreta dónde tomamos todos los apuntes relativos al caso y la cual está muy bien pensada excepto por este detalle, hay unas casillas compuestas por esos cuatro departamentos. Cuando nos cambian por primera vez y nuestro protagonista selecciona la siguiente casilla relativa al departamento en el que se encuentra en ese momento, ya nos imaginamos que pasaremos por todos ellos. La trama principal empieza a coger fuerza a partir de nuestra incorporación a Homicidios, dónde empieza a tomar un estilo más adulto.

El parecido es asombroso.
El parecido es asombroso.

Película en blanco y negro

¿Por qué este cambio de estilo respecto a otros juegos RockStar? El estudio a cargo de LA Noire es una plantilla australiana reclutada por Brendan McNamara, responsable creativo de The Getaway para PlayStation 2; juego que tira más por este tipo de experiencia hacia sus usuarios y por menos libertad que muchos fans incondicionales de los GTA esperaban. Por ello no podemos esperar hacer el loco sin control o tener una variedad de armas bestial como en el resto de Sandbox de la marca. Su «libertad» se basa en una ciudad modelada de forma casi idéntica de Los Ángeles de aquellos años y explorarla a pie o conduciendo con mesura y sin atropellar a nadie porque al final de cada caso nos tocará pagar todos los desperfectos causados, aunque no nos quedará más remedio en algunas persecuciones. Ya que es tan realista en este sentido, podrían haber implementado los intermitentes en los vehículos (me encantaría).

Hablando de los coches, tampoco se sostiene que si nuestro deber es proteger y servir, el juego nos recompense buscando y tomando prestados los vehículos estacionados en la vía pública de los confiados ciudadanos o buscando en garajes escondidos por toda la ciudad transportes especiales (más rápidos o robustos). Y nuestro protagonista los abre como si tuviera una llave universal. Claro que solamente recibiremos avisos policiales, misiones secundarias que nos dan un descanso en forma de persecución o tiroteo al margen del caso que llevemos en ese momento, en los coches oficiales. En esas persecuciones tendrán lugar varios tiroteos y peleas a puñetazo limpio (intentando no perder tu sombrero, eso sí) con mucha frecuencia pero lo suficiente para que se parezcan peligrosamente entre sí.

Al terminar nuestro primer caso tenemos esperanza de que el juego, si mantiene un toque variado en la resolución de los puzzles enganche cosa buena. Y este es su principal fallo, para avanzar en la historia debemos dar los mismos pasos una y otra vez y nuestras decisiones apenas afectan en los acontecimientos que se van precipitando. Tampoco ayuda que otros casos complementarios nos lleguen por DLC de pago y que Rockstar esté abonada al pass online, los cuales no tienen por qué salir rentable al consumidor.

En este juego a ratos película interactiva de claros y oscuros, sus mejores puntos residen en una ambientación basada en películas como L.A. Confidential o La Ciudad Desnuda (película-documental del año 1948 que recomiendo encarecidamente) y en su banda sonora. Cuándo es el turno de la investigación estilo policía científica, su BSO nos sumerge en unos escenarios detallados y reveladores, muy detallistas y que reflejan la vida de las personas a las que representa, pese a que en muchos momentos ningún tipo de música suena por los altavoces y puede que un bostezo asome reflejado en la pantalla.

Por este lado el juego está lleno de vida, desde estos escenarios de los variados y numerosos crímenes que afrontamos, hasta a los ciudadanos que nos encontramos por las calles pasando por unos flashback desbloqueados por unos periódicos colocados a lo largo y ancho del mapa. Estos nos mostrarán episodios de la vida de nuestro protagonista recordando su pasado militar y con una estrecha relación con la trama principal. Si queremos una buena puntuación de caso deberemos encontrar todas las pistas presentes en los escenarios del crimen, por lo que es un gusto centrarnos en este proceso de la investigación policial, la mejor del juego sin duda al ser la parte más cuidada. Además, así conseguiremos más herramientas para encarcelar a los sospechosos adecuados cuando tenemos la oportunidad a través de los interrogatorios.

Interrogatorios elocuentes

En estos, esa calidad gráfica en las caras y en la sincronización labial serán muy importantes para observar a sospechosos y testigos e intuir si nos cuentan la verdad ante nuestras acaloradas preguntas. Si creemos que no es así, podremos presionar o presentar pruebas que demuestren las falacias que nos intentan colar. Avanzando iremos subiendo de nivel consiguiendo, a su vez, puntos de intuición: los cuales nos ayudan mostrando la localización de las pruebas en el mapa o eliminando opciones erróneas durante los interrogatorios (o si estamos conectados a Internet nos muestra la elección de la comunidad). Si aun así tus artes como detective no te permiten revelar la verdad o no paras de cometer error tras error, no pasa nada pues los casos son superados aunque no encuentres todas las pistas o no acuses al sospechoso correcto.

Mejor lo apunto no se me olvide...
Mejor lo apunto no se me olvide…

Finales vulgares

Con esos defectos acumulados da mucha rabia que la historia, en teoría su máximo aporte te premie con unos finales de episodios nada originales, como que un asesino sea imposible de atrapar y sea él mismo el que deje pruebas para su detención. El final del argumento principal y de sus protagonistas me gustó y es de esos que recuerdas siempre, pero si la tónica durante todas las horas de juego es floja, ese recuerdo no es bueno.

Estas horas de juego apenas superarán las diez, por lo que cada una tendría que ser intensa. No lo es en la mayoría de ellas, si bien en otras los continuos guiños al cine negro y unos tireos con un sistema de coberturas cumplidor, nos meterán en la piel del protagonista. Demasiados claros y oscuros que muchos usuarios no valoran en su medida y que otros sobrevaloran. Por cada aspecto bueno hay uno malo, y viceversa. También, según he leído, la versión de PS3 va más fluida.

"¿Abrimos una bolsa de pipas?"
«¿Abrimos una bolsa de pipas?»

L.A. Noire se puede disfrutar abiertamente, pero poco a poco. No es un juego para pasarnos del tirón, pues nos cansará irremediablemente su ritmo marcado y lento basado en una repetición continua de nuestros actos. A la vez seremos testigos de una historia un poco tópica y que, solamente en ocasiones, nos hace disfrutar más que nada por su gran ambientación y unos buenos diálogos entre los personajes. No hay esa libertad de acción típica en los juegos de Rockstar, no llega al nivel de Valve o Bioware a la hora de contar su historia y su dificultad no es muy alta brillando apenas su componente de investigación, pero aun con todo eso me lo volvería a pasar dentro de un tiempo.

Debemos saber qué nos depara este recomendado título y, a la vez, mejorable en numerosos aspectos. Si fuera una película como parece que pretende, le pondría un 7 en FilmAffinity 🙂

[Análisis] L.A. Noire
Etiquetado en:                                

Naufri

Soy un jugador exigente al que no le puedes vender cualquier cosa. También me encanta el mundo de las miniaturas y el de los libros. ¡Todo aquello cuyo fin tenga estimular nuestra imaginación!

3 pensamientos en “[Análisis] L.A. Noire

  • 31/08/2013 a las 20:09
    Enlace permanente

    A mí personalmente L.A. Noire me gustó, sobretodo por la ambientación, la banda sonora, los personajes, y la temática del juego… aunque no es de los juegos que recomendaría a todo el mundo precisamente por esos fallitos que comentas; además de que el mapa es enorme y muy detallado, pero no te da las excusas jugables suficientes para explorarlo, lo cual no ayuda a superar la monotonía de las sesiones largas de juego (cosa que en un GTA es más improbable que pase, debido a su variedad como Sandbox).

    Creo que ha habido mucha gente que ha tenido el error (como me pasó a mí) de pensar que el juego es de sello Rockstar… cuando en realidad Rockstar sólo ha aportado ayuda al desarrollo, pero el esqueleto jugable es de los chicos de Team Bondi, y eso se nota un huevo cuando intentas jugar a lo que podría haber sido un gran Sandbox policial y no llega a serlo.

    Eso sí… me quito el sombrero (como Phelps en un tiroteo) ante la tecnología que implementaron para reconocer las caras y sus gestos faciales en el juego; es como ver una película. Ojalá que lo implementen en más juegos…. porque hay muchos como por ejemplo Skyrim, que las animaciones faciales son todas en plan muermo; todos te miran con cara de besugo, como si tuvieran un palo metido por el culo.

    Gran análisis.

    Responder
    • 01/09/2013 a las 17:19
      Enlace permanente

      Gracias.
      El juego tiene cosas muy grandes pero muchos detalles para ser el típico juego de culto odiado por muchos y queridos por unos pocos.
      Yo me quedo en un punto intermedio, sin decantarme pero reconociendo su valor como juego, pues lo tiene y lo demuestra.

      Responder
  • 05/11/2013 a las 18:26
    Enlace permanente

    Gran análisis, es importante que sea un análisis personal porque siempre aporta mucho más que los tradicionales análisis de otras webs. Gracias.

    Responder

Participa comentando