Otra temporada más y otro análisis de la saga NBA 2K. Ya se ha convertido en una costumbre para el blog que os cuente el porvenir de una franquicia que, pese a lo que leáis en todos los “medios especializados”, ha conocido tiempos mejores. Y no es que este año no haya traído cambios o novedades. La razón de mi comentario es que lamentablemente una buena parte de este análisis lo ocupará uno de los pilares de este sistema socio-económico en el que vivimos: la publicidad.

NBA2K13_carátula
Género: Deporte, Baloncesto
Desarrollador: Visual Concepts
Distribuidor: 2K Sports
Plataformas: Xbox360, PS3, WiiU, Wii, PSP y PC
Lanzamiento: 5 de octubre de 2012

Es discutible la presencia de publicidad en un videojuego si a consecuencia de su incorporación el precio de este, por ejemplo, se reduce. Pero de lo que estoy seguro es que en ningún momento tiene que suponer un obstáculo para el jugador. Que no arruine la experiencia jugable con promociones descaradas y salidas de tono. Comencemos comparando las intros de las dos últimas ediciones, pues es lo primero que vemos una vez introducido el juego en nuestra consola:

En la del 2012 juntaron antiguas leyendas del deporte (Gary Payton, Larry Bird, Jerry West, etc) con las estrellas actuales (Kobe Bryant, Amar’e Stoudemire y demás) con sus movimientos característicos y momentos importantes en la historia de la NBA (como el triple hacia atrás de Patrick Ewing o la bandeja imposible de Julius Erving). De fondo “Kurtis Blow – Basketball”, canción que motiva y muestra pasión por el deporte. Es una intro dirigida a los seguidores de baloncesto, tanto actuales como clásicos.

Este año, lo primero y último que vemos es a “Jay-Z” con imágenes mareantes de partidos aleatorios junto a vídeos musicales de este supuesto llamado artista. ¿Qué tiene que ver este tío/payaso con la NBA? Pues es el rapero con más ingresos de la actualidad lo que le ha valido para convertirse en uno de los dueños del reciente equipo Brooklyn Nets; además de ser el principal productor del juego. Aunque no tengo muy claro si ha pagado por este privilegio o le han promocionado. Tráiler dirigido a seguidores de Jay-Z y no del deporte.

Y no para aquí. Cuando iniciamos un partido salen imágenes de la ciudad del equipo local. Buen detalle si no fuera porque se intercala con los vídeos musicales de la banda sonora elegida exclusivamente por Jay. Un tercio de las canciones son suyas y en líneas generales es bastante pobre (la primera vez que escuché “Justice – Stress” me dio dolor de cabeza) pese a contar con canciones de U2 y Coldplay.
Es la primera vez que juego a esta franquicia con los altavoces apagados. En las antiguas ediciones la música era tan buena que me las metía en el móvil para escucharlas en los trayectos de metro. La ambientación es importante en este tipo de juegos y falla sin remedio.

Tampoco ayuda en absoluto que anunciasen los comentarios en castellano por primera vez en la franquicia, para que al abrir la caja del juego veas un código de descarga para conseguirlos. Y si tu juego es de importación o de segunda mano te cuestan 800 puntos Microsoft. Además, el periodista Antoni Daimiel (junto a Jorge Quiroga y Sixto Miguel Serrano son los encargados de narrar los partidos) ha dejado claro que les dieron un guión muy estricto con frases predefinidas y sin ningún tipo de improvisación, estando desactivados en los modos on-line. Muy mal llevado a cabo entonces.

Otra novedad son las incorporaciones de varias versiones del “Team USA” (de Barcelona 92 y la actual) y de más equipos clásicos como los Sacramento Kings de Mike Bibby y Peja Stojakovic o los Philadelphia 76ers de Allen Iverson (para el gustazo de un autor del blog :-)) pasando por la lamentablemente intromisión de un equipo plagado de gente famosa estilo Justin Bieber con unas aptitutes que ríete tú de la mejor versión de Michael Jordan.

 

Nada es fácil

Si los modos de juego están cuidados y si los partidos de baloncesto han sido nivelados, la franquicia puede tener en esta edición un pilar sobre el que sustentarse. Soñar es gratis.
Sigue la estela de NBA 2K12 en el que tenías muy pocas opciones de configuración de las ligas on-line, hacer draft fantasía con tus amigos para nivelar los equipos sigue siendo un suplicio, y necesitas encontrar a 29 amigos con los que organizarte para aprovechar todas las características del modo multijugador. Siguen obstaculizando al jugador con restricciones sin sentido cuando antes no era así.

Otra novedad, en teoría importante, es la intrusión de unos puntos para comprar chorradillas dentro del juego. Se obtienen jugando partidos, por lo que es una especie de sistema de recompensa. Pero ojo, para ello es obligatorio tener la consola conectada a internet para que estos puntos, llamados VC, se guarden en una nube virtual junto con la partida. Y si se te olvida este pequeño detalle, cada vez que arranques el juego y tengas el router desconectado, el juego te lo recuerda amablemente. Si prefieres jugar off-line el juego te penaliza sin esos puntos, por supuesto, y sin esa partida guardada anteriormente.

Puntos VC o lastre del juego.
Puntos VC o lastre del juego.

¿Si me molestan puedo pasar de ellos? ¿Son obligatorios para jugar? Pues si quieres disfrutar de una novedad, el modo Mi Equipo, tendrás que pasar por el aro. Es una especie de Ultimate Team del FIFA en el que coleccionas cromos y desbloqueas jugadores para tu plantilla. El valor de estos cromos depende del rendimiento de los jugadores a los que representa en la liga de verdad.

También sirve para mejorar al protagonista del modo Mi Jugador, en el cual diriges a un jugador novato desde sus inicios paseándolo por la liga hasta convertirlo en una estrella de la NBA, y comprarle prendas innecesarias (estilo corbatas o trajes para acudir a los encuentros). Este modo era mi favorito en anteriores entregas, pero aquí está desniveladísimo. No es normal que a través de estos puntos ganados en otros modos puedas convertir a tu jugador en el mejor de la liga desde su primer año. Pasarte por el campo de entrenamiento no sirve de nada. Antes, si querías ejercitar tu tiro, te pasabas por sus ejercicios correspondiente para ejercitarlo y, si lo hacías bien, te mejoraban esa faceta de juego. Ahora como solo te recompensan con esos puntos para distribuir en lo que te de la gana, acabas haciendo el ejercicio más fácil una y otra vez. Pero es perder el tiempo, por cada ejercicio no te dan ni 100 puntos, y por cada partido ganado en el modo Asociación unos 1,000 puntos. No tiene color. Qué lógico era todo con el 2K11…

Modo Asociación, por cierto, que sigue teniendo detalles viciantes (como el sistema de traspasos y la posibilidad de traspasar a casi cualquier jugador en cualquier momento) pero que cuando acabas una temporada tienes la sensación de que tus decisiones importan más bien poco. Si tu plantilla es algo vieja, como la de los Boston Celtics, siempre tendrá balance negativo por mucho que te molestes en distribuir los minutos de tus jugadores y que los jugadores veteranos y talentosos apenas se cansen. En cambio, otras franquicias con jugadores jóvenes parece que siempre se clasifiquen para PO. Es más, si inicias el modo varias veces y terminas la primera temporada, la predicción de la máquina para los equipos que se disputan el título apenas cambia. LA Lakers siempre llegan a la final y en la realidad ni siquiera se clasificaron para la postemporada…

Un "Big Three" que no ha dado sus frutos.
Un “Big Three” que no ha dado sus frutos.

Limpiando el parquet

De los partidos en sí tengo también tengo alguna queja que otra. Los jugadores altos se cansan bastante rápido y si tu estrella es un pívot estás jodido ya que aunque lo sientes no se recupera hasta pasados unos cuantos minutos. Es muy difícil atacar el aro rival si subimos un poco la dificultad, los tiradores parecen tener la mano tonta en el mal sentido y las estrellas se apagan solas. Si jugamos contra nuestros amigos y los muy cabritos ponen la defensa táctica de su equipo a tope, olvídate de anotar una sola canasta fácil. Gráficamente la verdad es que está currado, los jugadores y las canchas rinden a buen nivel y la cámara está lo suficiente cuidada para que no nos fijemos en el poco detalle empleado en los espectadores que disfrutan los encuentros.

"Me cuelo directo al aro."
“Me cuelo directo al aro.”

Algunas cosas es cierto que han sido corregidas, como la penalización con faltas personales a los jugadores que no paran de darle al botón de robo. Se han ampliado las habilidades de los jugadores, existiendo multitud de ellas ofensivas, defensivas o físicas. Si bien la idea de esto es que conozcas a tu equipo a la perfección (los pasadores, los anotadores, los defensores, etc) a la hora de afrontar cada partido puede resultar algo complejo, ya que es imposible fijarte en todos los detalles que tiene un partido de baloncesto. Además esto se viene abajo cuando nos topamos por internet con guiris que siempre eligen equipos con jugadores sobrevalorados-chetados: el caso de Dwyane Wade, Blake Griffin o Dwight Howard que son capaces de realizar mates por mucha oposición que les presentes. Por ello lo único que salva al juego es jugar tranquilito y a tu aire en los diversos modos off-line pasando del multijugador, pues al menos la IA es justa con su juego y busca simular los partidos. Y eso que no he probado las nuevas opciones para jugar con Kinect…

All Star Weekend, ese evento en el que se reúnen las estrellas de la liga para el concurso de mates, triples y habilidades, partidos entre novatos y jugadores de segundo año y entre los mejores de ambas conferencias, es de pago si no habías reservado el juego (si importas el juego te viene el código para su descarga). Encima van y convierten el concurso de mates en un clon del Guitar Hero y siguen pasando del concurso de habilidades, el cual ni implementan ni tienen intención de hacerlo. Es muy curioso que este evento se celebra cada año en una cancha y cuidad diferente, pero en el modo asociación siempre es en ‘Houston 2013’ por muchas temporadas que disputes. Y sólo disponible si tienes este DLC, claro.

No quiero parecer el típico “nerd” que solo dice cosas malas de los juegos, solamente cuando las compañías y el juego en cuestión se lo merecen. Y conociendo el pasado de NBA 2K y su presente, la cosa pinta bastante fea. Por su modo de ver el baloncesto, cada vez más centrado en vender su producto que en cuidarlo y mimarlo. Y lo que más me sorprende es que en ninguna de las revistas online de renombre se hagan eco de todos esto. O no tienen ni puta idea de baloncesto o apenas exploran los juegos analizados. Publicidad con más contenidos de pago es un buen resumen del juego, siendo el consumidor el perjudicado puesto que no se ha traducido en un producto mejor, todo lo contrario, el juego base sin extras es cada vez más limitado.

¡¡Vuelve NBA Live, por favor!! ¡¡Estos tíos necesitan competencia a la de ya!!

https://speargames.net/files/nba2k13-destacada-1.jpghttps://speargames.net/files/nba2k13-destacada-1-150x150.jpgNaufriAnálisis2k,baloncesto,iverson,jay-z hijo de puta,música mala,nba,nba 2k13,pc,playstation 3,xbox 360Otra temporada más y otro análisis de la saga NBA 2K. Ya se ha convertido en una costumbre para el blog que os cuente el porvenir de una franquicia que, pese a lo que leáis en todos los 'medios especializados', ha conocido tiempos mejores. Y no es que este...Now, with 95% of MALK!!