Los videojuegos son una herramienta ociosa para desconectar, relajarnos y divertirnos, no hay que tomárselos tan en serio… pero a veces no podemos evitarlo. A veces, nos meteremos tanto en el juego en cuestión que sacarán nuestro demonio interior, ya sea por el comportamiento de algunos jugadores online o por las injusticias de un juego en sí.

Vamos a ver este fenómeno con más detalle…

Por supuesto, cada jugador es distinto y tiene actitudes y comportamientos diferentes; algunos se enfadarán con facilidad, mientras que otros tendrán más aguante y temple… sin embargo, hay juegos concretos que, sin mucho esfuerzo, nos sacarán de nuestras casillas. Por ejemplo, si jugamos una partida a Super Mario World que es un juego con una jugabilidad y dificultad bien ajustadas y planteadas, seguramente pasaremos un buen rato pero si después jugamos a Super Mario 64, aunque es también un buen juego, el control y la cámara (sobretodo ésta última) pertenecían a una plataforma que aún estaba verde en cuánto a exprimir el 3D… y probablemente perderemos innumerables vidas por culpa del propio juego: ¡eso es lo que realmente cabrea!
Podemos ser buenos o malos jugadores, tener o no habilidad en un género determinado, pero en general todos conseguimos aprender las reglas básicas de los juegos y superarlos; lo jodido es cuando el juego no está bien ajustado/diseñado, y tenemos que repetir los mismos escenarios una y otra vez porque algo ajeno a nuestra habilidad nos estropeó la partida. Oh sí, eso sí que cabrea.

Pongamos como ejemplo una partida a algún juego online: hay un ratio muy grande de personas que hacen ragequit, pero normalmente no es culpa del juego, sino más bien porque no soportan a los jugadores de su equipo o porque están perdiendo miserablemente. Es por eso, que su propio ego les hace marcharse de la partida para huir de esa humillación. Eso no es problema, somos humanos antes que jugadores… sin embargo, si digamos que intentas jugar a un juego online, y dicho juego tiene bugs a porrón y quests imposibles de superar por fallas de la física del juego… amigo… prepárate, porque vas a insultar a entidades que no creías conocer.

Y lo sabemos. Y las compañías los saben. Pero aún sabiéndolo, se empeñan en crear juegos con dificultades poco ajustadas, cámaras frustrantes, escenas cinemáticas de más de 7 semanas que no se pueden saltar (y que por supuesto tendremos que tragarnos cada vez que repitamos el nivel), enemigos con barras de vida de tripillones de colores que de una hostia te mandan a Marte, etc.

¡Ojo! Estoy hablando de juegos con dificultades mal ajustadas o juegos que la propia dificultad viene de sus propios fallos. Hay muchos jugadores ahí fuera que adoran los retos, y hay muchos juegos que les ofrecen exactamente eso; juegos como I wanna be the guy, Super Meat Boy, juegos bajo la terminología Bullet Hell, entre otros… pero estos juegos están programados para ser jodidos, y además, su jugabilidad está muy bien ajustada para poder ser superados con habilidad y precisión. No, no, yo estoy hablando de juegos como los típicos shooters y sus enemigos infinitos para retrasarte, juegos de plataformeo con un control tan paupérrimo que es imposible sortear los obstáculos más sencillos, juegos tipo sandbox con más bugs que la habitación de un entomólogo, tutoriales para tontos que por supuesto no se pueden saltar y son aburridos hasta decir basta, y paro de contar…

En muchas ocasiones, los cabreos de un gran número de jugadores se podrían haber evitado si el desarrollo de los juegos tuviesen más mimo y tiempo dedicado; a veces es mejor madurar y pulir un producto, testearlo… antes de sacarlo cuanto antes a la venta sólo para anticiparse a las ventas.  Pero en fin, esto es un negocio al fin y al cabo, y los desarrolladores de juegos a veces piensan más en el dinero que en su propia creación. Aunque en el fondo tampoco importa mucho, porque nunca estaremos contentos y seguiremos cabreándonos por tonterías, ya sea porque hemos tenido un mal día, o porque no nos gusta perder; es por eso que le dedico esta entrada a esa furia interna que nos atrapa, cuando llevamos 2 horas de juego sin grabar y se nos cuelga el juego…

…o cuando en un nivel debemos superar una serie de plataformas hasta subir a gran altura, cada vez más complicadas, y nos caemos antes de llegar al final.

…o cuando en un juego de conducción, en un circuito de 80 vueltas, estábamos en primera posición hasta que la cagamos en la curva antes de llegar a meta, y quedamos últimos.

…o cuando en un juego de infiltración, hemos conseguido entrar en la base enemiga sin que nos detecten, a punto de conseguir nuestro objetivo, y nos detectan porque un puto píxel traspasa el bloque de hormigón tras el que nos ocultamos.

…o cuando tenemos un objeto único muy valioso en el inventario, y sin querer lo vendemos o lo descartamos.

…o cuando el hitbox de nuestro personaje es el triple de grande que el de los enemigos.

…o cuando en Tetris vas a clavar la ficha alargada justo en el hueco que necesitas para quitarte un montón de lineas, y fallas.

…o cuando en un juego de lucha nos hacen un combo infinito imposible de romper, terminando en K.O. y Perfect!

…o cuando en Minecraft has construido algo genial, y escuchas a tu espalda un “..ssssSSSSSSS”.

…o cuando las has pasado putas para derrotar a un Jefe final, te queda poquísima vida, te diriges a un punto de guardado para no tener que luchar contra el Jefe otra vez, y un enemigo común te mata por el camino.

…o cuando empiezas nueva partida a algún juego excesivamente largo y sin querer, al guardar sobreescribes tu otra partida de 400 horas.

…o cuando en un GTA tienes que entregar un coche intacto, y los conductores del juego van como borrachos, conduciendo de forma imprudente, jodiéndote la misión una y otra vez.

…o cuando necesitas saltar de un plataforma a otra en un juego en 3D, con mucha precisión, y la cámara se empeña en mostrarte la pared que tienes detrás.

…o cuando te pasas un juego realmente jodido, y al llegar al final, te dicen “oh! te faltan las gemas mágicas de la súpermega muerte; vuelve a empezar para ver el final verdadero!”

…o cuando tienes que proteger a un NPC, y sus inteligencia artificial está programada a nivel “brote de planta caducada”, quedándose quieto en mitad de un tiroteo, o atascándose en unos arbustos.

…o cuando en un sandbox ves un mapa enorme por explorar, y te quitan la ilusión de golpe cuando te topas con paredes invisibles por doquier.

..

.

https://i1.wp.com/speargames.net/files/La-dificultad-en-los-videojuegos-destacada.jpg?fit=300%2C300&ssl=1https://i1.wp.com/speargames.net/files/La-dificultad-en-los-videojuegos-destacada.jpg?resize=150%2C150&ssl=1LuisFeArtículos@!#$WGRF%,bugs,cabreo,enfado,glitches,rage,ragequitLos videojuegos son una herramienta ociosa para desconectar, relajarnos y divertirnos, no hay que tomárselos tan en serio... pero a veces no podemos evitarlo. A veces, nos meteremos tanto en el juego en cuestión que sacarán nuestro demonio interior, ya sea por el comportamiento de algunos jugadores online o...Now, with 95% of MALK!!