No quiero meterme mucho en controversias (o quizá sí… que da mucha publicidad), pero siempre me ha resultado curioso el tema de confundir los videojuegos con algo real. De hecho, muchas de las veces en las que se publica una noticia poco sana sobre videojuegos, se usa como argumento el hecho de que el sujeto no distinguía realidad de ficción, porque los videojuegos son demasiado reales y violentos. Y en parte tienen razón, ¿eh? porque yo cuando miro a la pantalla de mi televisión, mando en mano, mientras juego a juegos en hachedé (con sus dientes de sierra, sus sombras pixeladas y su amarronamiento), lo primero que pienso es: “¿Qué hace toda esa gente ahí dentro, en esa ventana mágica? ¿¿Cómo demonios hago para entrar??” ….No, va, en serio….

No soy un experto en salud, todo sea dicho… pero sé que hay ciertas enfermedades mentales que te hacen ver la realidad de una forma distorsionada; pero normalmente esas enfermedades están controladas,  y tanto médicos como familiares velan por el paciente en cuestión, ¿no? Vamos, no sé… yo al menos no le daría una espada de mitril a alguien que se cree William Wallace, no por nada, pero seguro que hará de las suyas cortando cabezas por ahí. Entonces… yo descartaría el problema cómo enfermedad, y lo enfocaría más a un problema de educación o sentido común (más del segundo que del primero).

Vamos a ver… Imaginemos a un tipo que va a una tienda de videojuegos a comprar el Medal Of Duty 7. El tipo, abre su cartera, coge el dinero, se lo entrega en mano al dependiente a la vez que recoge el juego en su bolsita, y mientras tanto está pensando “hostias hostias, qué real es esto, soy un jodido marine ¡y tengo que liarme a tiros!”. No puede ser. A mi no me cuadra que un tipo compre el juego y lo introduzca en su consola o pc de forma voluntaria… y luego se piense que es real y se le crucen los cables. Tienes que ser más tonto que un cesto para que te pase eso. Y más teniendo en cuenta el camino por el que están tirando todos los juegos hoy en día, que optan por tener un aire cinematográfico a la hora de presentar la historia. Y eso sin tener en cuenta el efecto 3D que está tan de moda últimamente, que yo creo que más que hacerlo real, lo hace más irreal todavía, porque te hace sentir como un gilipollas mirando a la tele sin ver una mierda, a la vez que pierdes dioptrías.

Bueno, y para terminar todo este estudio absurdo… vamos a citar la frase de alguien importante, porque todo estudio que se precie tiene que tener algún doctor, o psicólogo o algún que otro profesional que dé su opinión… y nosotros no vamos a ser menos; nosotros tenemos al Dr. Willy. Veamos qué tiene que decir él al respecto:

 

Sabias palabras, sin duda…. sabias palabras….

 

LuisFeArtículosNo quiero meterme mucho en controversias (o quizá sí... que da mucha publicidad), pero siempre me ha resultado curioso el tema de confundir los videojuegos con algo real. De hecho, muchas de las veces en las que se publica una noticia poco sana sobre videojuegos, se usa como argumento...Now, with 95% of MALK!!