Ayer terminó el Kickstarter de Project Eternity, un título de Obsidian que saldrá en 2014. Recaudaron 3,986,929$, que añadido con el dinero que tienen en paypal supera la cifra de los 4 millones de dólares. Suena a pasta, mucha pasta, toda ella aportada por incautos aficionados que deciden apostar por un juego antes de su salida, incluido el que escribe esta entrada. Y así es como el Crowfunding sigue triunfando, en mayor o menor medida, en el mundo de los videojuegos.

A día de hoy, Kickstarter es la plataforma más popular para este tipo de cosas. ¿Cómo funciona? Simplificándolo mucho, una persona o varias tienen una idea, la presentan y piden un dinero para poder llevarla a cabo. Ese dinero se tiene que recaudar en un periodo de tiempo, si no el proyecto no sale adelante. Normalmente se ofrecen distintos tipos de recompensas según lo que se aporte. Si pagas 5$, te dan el producto; con 10$, el producto y una pegatina; con 30$, lo anterior y las gracias en el manual… según los creadores ofrezcan. No es raro encontrarse que por poner 5000$ puedes elegir el nombre de un personaje, o que por 10000$ te vayas de cena con los desarrolladores. Y sí, hay gente que a veces paga tanto.

Cuando Obsidian anunció que iba a recurrir a este método para sacar adelante el juego, leí unas cuantas críticas. Algunas eran bastante absurdas, como que si no aportabas 20$ no te daban el juego (claro, queremos el juego a 1$). Pero también había otras que daban algo que pensar. ¿Por qué la edición física es tan cara? ¿Por qué una empresa como Obsidian recurro a esto que es para indies? O, sencillamente, decir que es un timo poner dinero porque no hay nada tangible ahora mismo. Todo tiene una explicación, nos os preocupéis.

Si uno vive en el mundo de la piruleta, las preguntas anteriores son normales. Para empezar, Obsidian no es un gigante de los videojuegos. La gente suele pensar que por sacar un par de juegos conocidos, ya estás forrado de pasta. Ni mucho menos. No creo que en Obsidian se bañen en dinero, y menos cuando se han dedicado a hacer juegos para otras empresas. Es más, por dedicarse al juego de South Park, tuvieron que cancelar un proyecto futuro y echar a un par de docenas de empleados a la calle. Pero no, seguro que pueden dedicarse a hacer otro juego con los ahorros que tengan, que seguro que tienen de sobra.

A falta de dinero, ¿por qué Kickstarter y no recurrir a una desarrolladora? No es tan sencillo, no puedes ir a EA/Activision/Ubisoft u alguna otra y decir “hey, tenemos una idea para un juego, necesitamos tanto dinero.” La empresa suelta el dinero y se queda una parte de beneficios de las ventas… no, no es así ni de lejos. Porque son empresas y también quieren ganar dinero, así que a cambio de dar dinero para el desarrollo pedirán algunas cositas. No sé, dame los derechos de la marca, que si recorta aquí, que si sácalo por DLC, que si en exclusiva para Origin, que esto no se lleva y tenemos que meter guerra moderna, podemos sacar un Season Pass… Esos pequeños detalles que pueden hacer cambiar al juego por completo. Con Kickstarter directamente recurres a la gente a la que le interesa el juego, ni más ni menos. Ofreces algo y si les gusta, pondrán dinero. Otra cosa es que luego Obsidian cumpla su palabra (esperemos que sí), pero al menos el proyecto pasará sólo por sus manos, y no dependerán de otra empresa. De todas formas, es un poco raro que con el éxito que han tenido, ningún editor se haya interesado por ellos, ¿no? Pues alguien se interesó. En Anait pude leer las palabras del CEO de Obsidian sobre ese acercamiento:

Algunas distribuidoras que querían usarnos para hacer un Kickstarter se pusieron en contacto con nosotros en los últimos meses. Les dije: «Así que quieres que hagamos un Kickstarter para usar nuestro nombre, que luego nosotros cojamos el dinero de Kickstarter para hacer el juego, que tú lo publiques pero luego no nos quedemos con la marca que hagamos y sólo consigamos una parte de los beneficios».

Me dijeron: «

Buscar la financiación en los aficionados no es tan mala idea, porque si ellos creen en la idea, pondrán dinero para sacarlo adelante. Vale, no es lo mismo llamarse Tim Schafer que Carlos López, porque si ya tienes trabajos publicados (y que gusten), seguramente triunfes en Kickstarter.

Seguiré de cerca que tal le va a Obsidian, es lo que tiene haber puesto dinero. Aunque hasta 2014 no saldrá el juego, ya que tienen otros trabajos de por medio, como ayudar en Wasteland 2 (que también dió el campanazo buscando el apoyo económico de los fans.

MalakunArtículosBrian Fargo,Fallout,Kickstarter,Obsidian,tim schafer,Wasteland 2Ayer terminó el Kickstarter de Project Eternity, un título de Obsidian que saldrá en 2014. Recaudaron 3,986,929$, que añadido con el dinero que tienen en paypal supera la cifra de los 4 millones de dólares. Suena a pasta, mucha pasta, toda ella aportada por incautos aficionados que deciden apostar por...Now, with 95% of MALK!!