Hace unos días, en una típica conversación de videojuegos con r2d2rigo, se llegó a nuestro querido Quake 3. La cantidad de mapas, modelos y otras chorradas que había disponible para el juego (y lo compatible que es la mayoría con Open Arena). Recordé que alguien supo aprovechar este éxito para hacer publicidad.

Corría el año 2000, y Eminem estaba en alza. Acababa de lanzar su tercer álbum, The Marshall Mathers LP, que fue un superventas. Radios, televisión, revistas… pero en Interscope Records debieron pensar que también sería divertido sacar un mapa para Quake 3 para promocionar el disco. Dicho y hecho, así se creo Chronic, un mapa ambientado en el barrio chungo de cualquier ciudad, con sus bloques de edificios, coches abandonados, barriles ardiendo que sirven como calefacción… Un mapa bastante sencillo aunque divertido de jugar. Algún cartel del disco y las instrumentales de X e Y sonando en distintos puntos. Además del mapa, se incluían los modelos de Dr Dre y, como no, Eminem. No incrementaría las ventas significativamente, pero seguro que llamó mas la atención que repetir un sencillo del disco por enésima vez en la radio/MTV.

En 2003 Sony Pictures también tuvo esta genial idea, aunque no se conformaron con un simple mapa y un par de personajes. ¿Qué era lo que más tirón tenía por aquellas épocas? Entre otras cosas, el Counter Strike. ¿Y qué es el Counter Strike? Pues un mod de Half-Life. Así que pagaron a Black Widow Games, conocidos por su trabajo en en el mod They Hunger y lanzaron Underworld Bloodline. Oh sí, un mod basado en una película. No era original, pero al menos esta vez estaba basado en algo oficial (y con sus permisos, claro). La película trata de vampiros contra licántropos, así que este juego tenía una temática similar. No había mucha variedad de mapas (4) ni de armas, y no dejaba de ser un multijugador por equipos de rescatar a un personaje, también conocido como capturar la bandera, pero se agradece que una compañía se molestase en sacar un mod para dar publicidad a su última película. Como curiosidad, la web sigue arriba, adaptada a la resolución habitual de las pantallas de la época.

También se apuntó a esta moda de regalar cosas promocionadas Maxis/EA, en sus Sims. Primero fue una máquina expendedora de Pepsi, luego un ordenador de Intel que montaba un flamante Pentium 4, después vino el puesto de McDonald’s. Tras esto, en los Sims 2 llegó un ordenador Alienware… y se acabó. De repente, esto ya no estaba tan bien. Si la gente paga por marcas, ¿por qué no intentarlo en el juego? Pasó lo que se temía. Entre el millar de expansiones y packs de objetos aparecieron dos: muebles de Ikea y ropa de H&M. ¿Hasta este ridículo punto hemos llegado? Viendo que la gente sí paga por marcas, esto debería funcionar. Andaban en lo cierto y así han seguido, incluyendo una expansión con Katy Perry como protagonista. Sólo por tener a una famosa ya costaba más porque es una edición “Deluxe”. Tela, nos la están colando y nosotros lo permitimos.

Tenemos publicidad en todos los juegos, sobretodo con la excusa de “hacerlo más realista”. Ver la publicidad en el FIFA puede hacer el estadio más real, o la decoración de los coches de competición. ¿Cuál es la frontera entre “necesario” y “forzado”? Porque al final pagamos por esas marcas, cuando deberían ser ellas las que se interesaran por llegar al mayor público posible ofreciendo algo al jugador. Otro caso ridículo, el del NBA 2k3, que no mejora precisamente en cada entrega. Ahora tenemos a estrellas por doquier, como parte de la promoción del juego… dentro del juego. Incordiando un poco. Nos tragamos esa publicidad y el juego sigue costando lo mismo. Roza lo absurdo que traiga un equipo de “las estrellas” compuesto por XXXX, YYYY, además del clon enjendro de Justin Bieber de 120kg. Y después te ponen el concurso de mates de pago. Estamos permitiendo que nos metan gilipolleces dentro de los juegos, recortando partes más importantes, y encima pagamos por ello.

Otro caso que me parece ridículo es cierto DLC del Forza. Salió el Penzoil pack, con nombre de lubricante, pues uno de sus coches estrella estaba patrocinado por esta empresa. Luego salió el Top Gear DLC, basado en los coches favoritos de los presentadores del programa. No existiría tanta pega de no ser por el siguiente. IGN Car Pack. Una publicación que se dedica a analizar videojuegos y a informar sobre las novedades del panorama viene a patrocinar un pack de coches. No gratis, por supuesto. Luego esperaremos que sean lo más imparciales posibles con las notas y los análisis. La publicidad a toda pantalla del producto no era suficiente descaro, ahora ponemos el nombre a contenidos de pago de los juegos.

No voy a terminar con un “tenemos lo que nos merecemos”, suena demasiado tópico. Deberíamos poner freno a esto, no deberíamos estar soltando dinero por comprar publicidad, las empresas son las que deberían buscarse la vida, incentivar a la gente a comprar sus productos ofreciendo algo más, si es gratis mejor. Su negocio está siendo redondo, además de vender su producto consiguen que la gente pague por la publicidad del mismo.

MalakunArtículosAlienware,dlc,Dr Dre,Eminem,Forza MotorSport 3,Forza MotorSport 4,IGN,Intel,los sims,Los Sims 2,Los Sims 3,Pepsi,publicidad,Quake 3,Top GearHace unos días, en una típica conversación de videojuegos con r2d2rigo, se llegó a nuestro querido Quake 3. La cantidad de mapas, modelos y otras chorradas que había disponible para el juego (y lo compatible que es la mayoría con Open Arena). Recordé que alguien supo aprovechar este éxito...Now, with 95% of MALK!!