En este artículo de opinión no voy a analizar si una consola portátil es mejor que otra, o si es bueno o malo comprarlas; lo que sí que quiero comentar es la idea de si en la actualidad es más conveniente jugar en consolas portátiles existiendo alternativas que cada vez ganan más mercado como por ejemplo los juegos de móvil o tablets.

Seamos realistas por un momento… a día de hoy prácticamente todo el mundo tiene a su alcance un dispositivo smartphone con acceso a una gran variedad de juegos mata-tiempo para cuando estás en el bus o por la calle; sólo necesitas gastarte el dinero en los propios juegos (a menos que sea gratuitos), y tampoco tienen un precio elevado (tampoco tienen la calidad de un juego triple A, pero cumplen su objetivo plenamente). Sin embargo, si preferimos jugar en una consola portátil, tendremos que gastarnos más dinero tanto en la propia consola como en sus juegos; sí, tendrán más calidad y opciones, pero suelen parecerse más a juegos de sobremesa más que de portátil (salvo algunas excepciones).

Pongamos un ejemplo actual. Sale al mercado la PS VITA, con el juego Uncharted; es una consola portátil bastante potente, ergonómica, y con una gran cantidad de extras en cuanto a variedad de uso en los juegos… por no hablar de Uncharted, un juego con una calidad notable y muy entretenido. Ahora bien, ¿sale tan rentable como las compañías nos venden? En cuanto a precio, es como jugar a una consola de sobremesa, sólo que en la calle (lo cual es un elemento atractivo), pero no es lo mismo jugar en casa, que tienes el tiempo que tu le pongas, a jugar en la calle, que entre partida y partida el tiempo es más bien escaso y breve.

A la larga, en cuanto a tecnología se refiere, todo se acabará quedando obsoleto por el crecimiento tan rápido de las innovaciones. Si compramos una Nintendo DS, por ejemplo, al cabo de unos meses habrán sacado 4 versiones nuevas y mejores que las anteriores… en móviles o tablets pasa exactamente lo mismo, e incluso a un ritmo más rápido si cabe, pero con la diferencia de que tendremos un uso aparte de los juegos, por lo que le sacaremos más provecho.

Si nos remontamos por un momento al pasado, cuando salieron las primeras consolas portátiles a la venta fue una revolución con mayúsculas; nunca antes se había tenido la posibilidad de jugar a videojuegos en la calle. Con el tiempo, se han ido mejorando y adaptando, y han ido apareciendo más alternativas. Actualmente hemos llegado a un punto en el que las consolas portátiles casi compiten con las de sobremesa, casi sin distinguir la tenue línea que las separa; sobretodo teniendo en cuenta que la propia jugabilidad táctil de las portátiles se parece en demasía al sistema de detección de movimiento de las consolas grandes. Quizá ya va siendo hora de que se vuelvan a reinventar, o quizá el mercado nunca estuvo mejor… distintos puntos de vista supongo.

Yo como jugador, he probado varias alternativas portátiles, y como todo, cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Al final todo se resume en lo que más cómodo y factible le resulta jugar a cada persona; pero me gustaría saber vuestra opinión al respecto como jugones que sois. ¿Preferís consola portátil o dispositivo móvil/tablet? ¿Veis que el mercado de las consolas portátiles necesita reinventarse o está bien como está? ¿Qué cambiaríais?

El mercado de las pórtatiles
Etiquetado en:                    

LuisFe

Soy un dibujante apasionado de los videojuegos y del humor absurdo, con lo que no me toméis del todo en serio.

Participa comentando