(Hoy os traemos un post de parte de MarIgones, esa jugona borde a la que le encanta la polémica y las entradas sobre sexo y demás chucherías… Ella ha querido publicar por aquí, por lo que hemos aceptado sin contemplación y se lo agradecemos desde lo más profundo del consola… digo del corazón 🙂 ¡Y no olvidéis pinchar en las imágenes para hacerlas GRANDES!)

Solid Snake1

Parece raro que una chica se ponga a hablar de personajes masculinos como si de carne de ganado se tratara, pero así es. Soy una chica, soy gamer y lo suficientemente superficial como para emitir sonidos guturales.

Desgraciadamente la censura, el machismo y el respeto por el ser humano impiden a menudo expresar este tipo de información útil, pero afortunadamente, en speargames me han dejado libre de cadenas anti libertad de expresión, al fin y al cabo son unos expertos en pezones, oiga (observar la imagen de cabecera de la web).

Así que vamos a empezar. Es de perogrullo decir esto, pero los videojuegos se han regido durante la mayoría de su tiempo de vida, por mentalidades de hombres. O de eso supuestamente nos quejamos, de que parezca que los videojuegos estén diseñados con la polla, puesto que incluso en la era píxel, juegos como Panic Gals empezaron a aparecer. Jugosas joyas para hombres heterosexuales, bis y lesbianas, pero, ¿qué pasaba con el cuerpo masculino?

john shepard

Habrá alguna excepción, ojalá diera con ella, pero cuando las XXX se colaron en los videojuegos, mucho antes de que PEGI nos recomendara un buen uso, fue el cuerpo de la mujer el que se vio explotado y extrusionado a más no poder. No culpo a nadie por ello pero ¿y los personajes masculinos? ¿Acaso no merecen ser tratados como objetos sexuales también?

Chris Redfield RE5

Pues sí, lo merecen, sobre todo cuando llegó a las recreativas de la época títulos como Street Fighter II y empezamos a hablar de personajes masculinos de buen ver, como (para gustos colores, por supuesto) Ryu, Ken o Vega.

Desgraciadamente no hablamos de la mayoría de los personajes, el negocio de los videojuegos a menudo nos acostumbra a ponernos de protas tipos como Kratos, que si, que usará la zambomba como el que más, pero no es un hombre atractivo precisamente. ¿Y qué me decís de la absurda manía de cubrir el rostro de los personajes? ¿Cómo voy a imaginarme a Master Chief y Cortana liándose si ni siquiera sé si el jefe es digno de la belleza de la última? ¿O cómo te vas a encariñar y por tanto, preocupar de Isaac si no sé que rostro de sufrimiento me lleva? Ya sé que se acaba viendo el rostro a Isaac, pero a veces, si no ves la expresión de los personajes, como que te cuesta creértelos o ponerte en su piel.

Master Chief halo 4

Por otro lado, es obvia la escasa importancia que se le da a alegrar la vista a mujeres heteros, bis y gays, en protagonistas como Nico Belli de GTA IV y su tocha abismal, o ese enjendro cicatrizado y sin afeitar, llamado John Marston de Red Dead Rempdention.

JohnMarston RRD

Poco que decir si añado al elenco sacados del geriátrico para hacer gamberradas en GTA V.

No obstante, las maravillas de un buen modelado en 3D siguieron teniendo preferencia por el género femenino, no hay más que observar el número de luchadoras que empezaron a aparecer en los juegos 1 vs 1 (en Street Fighter Chun Li era la única dominatrix de la manada), Tekken, Soul Calibur o, con mención especial, Dead or Alive.

Lee Chaolan tekken 6

Pero con consolas y tarjetas gráficas más potentes, también los hombres se vieron beneficiados en sus apariencias. Veamos pues, deliciosos ejemplos como Lee Chaolan de Tekken 6, Raphael Sorel de Soul Calibur V y siempre recordaremos a Vega de Street Fighter y su buena estampa en el IV.

Vega

No todo el campo es orégano, entendiendo en este caso al orégano como mujer, y afortunadamente hay sagas protagonizadas por personajes masculinos que no tienen el rostro deformado, ni están ocultos tras el casco de combate, ni van al último grito de deformaciones físicas. Aunque no es mi tipo, Nathan Drake de Uncharted ha demostrado ser todo un buen modelo de habilidad, y físico.
O qué decir de Sam Fisher, de Splinter Cell, que le tratan los avances en 3D mejor que el tiempo al vino, mirar sino que majetón se ha puesto con sus canitas en la entrega de la saga Black List. Así una juega a gusto y se pasa los juegos disfrutando las vistas… además de la historia y esas cosas, por supuesto.

sam fisher

Macizorros en los videojuegos
Etiquetado en:                                    

Participa comentando