Ni Infinity, ni 720. El nombre de la propuesta de Microsoft para la nueva generación se llama Xbox One. En una conferencia orientada a inversores y no a jugadores, ya que no hemos visto prácticamente nada de sus juegos, la atención ha sido orientada hacia sus características físicas y sus posibilidades no jugonas, como el uso de un videoclub online y la incorporación del programa Skype. De una hora de duración y muy parecida a la de Sony, ya que nos ha dejado con idénticos interrogantes y un sabor de boca aun más incógnito.

Xbox_One_Logo

Ha sido un buen punto poder disfrutar la conferencia en la propia consola Xbox360. Si bien es cierto que el doblaje al castellano no ha llegado hasta una vez concluída esta. Siempre es más divertido disfrutar estas cosas con tus amigos en una party con los micrófonos a todo volumen. Risas aseguradas 🙂

Como puntos más destacables: Xbox One contará con una CPU de 8 núcleos, 8GB de RAM, disco duro de 500GB, lector Blu ray (el cual fabrica solamente Sony) y dos puertos USB 3.0. Nace con la idea de ser algo más que una consola con una versión de Kinect en teoría mejorado y con mucha más calidad: ofrecerá 1080p de resolución, 30 FPS y una transferencia de datos que alcanzará los 2Gb. ¿Mejorará la distancia mínima de dos metros para utilizarlo y por el que el Kinect original tuvo tantos problemas? Se rumorea que este dispositivo estará incluído en las consolas de serie.

(Click para agrandar)
(Click para agrandar)

Su aspecto luce, a mi gusto, muy bien. Con un diseño simple y cuadriculado y lo suficiente grande para que en un par de años y con alguna bajada de precio por el camino, salga una versión Slim reducida. No es pensar mal, es ser realista si lo comparamos con la presente generación.

El nuevo mando es casi idéntico al actual salvo que los botones L y R tienen vibración individual, el botón guía sube a la parte superior e incluye una batería integrada con wifi y todo acompañado de un DPAD mejorado. Gracias a la aplicación SmartGlass podremos utilizar la pantalla de una tableta o un smartphone como multipantalla junto a la consola. Para ver estadísticas de un jugador en concreto de un partido o configurar una liga fantasy. Todo muy bonito pero la incógnita siempre de Microsoft es si todo esto saldrá de su territorio estrella: USA. Y a esto le sumamos que el nuevo dashboard se podrá dominar completamente con comandos de voz y gestos. Cargar películas o series desde un juego diciéndole a la consola: “Xbox, Go Home”. Por lo pronto necesitará un dispositivo de recepción compatible con salida HDMI a la venta por separado.

Fecha de salida: finales de año. Coincidiendo con la navidad, una época de grandes compras domésticas y gastos no siempre necesarios. Como regalo adelantado han confirmado extraoficialmente que la consola no necesitará una conexión constante para jugar. Por un lado buenas noticias y por el lado malo, que pueden llegar a recobrar por un juego de segunda mano (está por confirmar si es real el dato de que solamente podremos instalar los juegos en una cuenta pagando por hacerlo en alguna más) y que no habrá retrocompatibilidad con los juegos de 360.

Ante otros de los temores de perder los puntos de logros conseguidos, la nueva consola permitirá migrar tu Gamertag completo junto con tu suscripción a Xbox Live Gold siendo compatible para ambas consolas.

Todo lo jugoso en cuanto a juegos se ha quedado en standby. En la feria E3 mostrarán sus promesas: 15 juegos exclusivos y 8 licencias nuevas. Algo hemos podido ver aunque no se ha aclarado de si eran vídeos reales en movimiento o escenas cinemáticas. Un tráiler de Quantum Break, el nuevo título de Remedy Studios, y el nuevo Call of Duty (que ofrecerá contenido descargable en exclusiva temporal para Xbox One) de Activision han querido sobresalir y ofrecer unos tráilers. Hubo algo de tiempo para hablar de otros títulos confirmados tales como Watch Dogs, Assassin’s Creed IV: Black Flag, Destiny, Thief y Battlefield 4.

Desde dentro de Microsoft el nuevo Forza 5 y que será título de lanzamiento con la consola. Y una serie con personas reales de Halo dirigida por Steven Spielberg.

Aunque me quedo por una vez con Electronic Arts. Anunció un acuerdo estratégico con Microsoft confirmando 4 títulos: FIFA 14, Madden 25, NBA 14 (¿saldrá de verdad?) y UFC. También ha presentado Ignite, su nueva solución gráfica para los juegos deportivos y por el que, sobre todo el dedicado al fútbol americano, tiene una pinta cojonuda si realmente se ven así los partidos.

Es pronto para juzgar y más si no ha salido al mercado. Desconocemos precio pero parece ser que rondará los 500 euros. Algunos detalles llenan de esperanza como su posible calidad gráfica y un mando continuista y eficiente. Esos detalles que hacen surgir dudas, como su también posible batalla contra la segunda mano y sus excesivos periféricos, no hacen sino que marquemos en nuestros calendarios la fecha del próximo E3 pues allí veremos realmente lo que puede mover esta máquina: sus juegos. Este año la feria junto con la posibilidad de ver el aspecto de la nueva consola de su competidora japonesa Sony hace que sea una de las más esperadas de los últimos años y en dónde ya podremos empezar a debatir sobre los pros y contras de cada una.

Allí nos vemos 😉

NaufriArtículos360,e3,ea,kinect 2.0,microsoft,next gen,nueva consola,xbox oneNi Infinity, ni 720. El nombre de la propuesta de Microsoft para la nueva generación se llama Xbox One. En una conferencia orientada a inversores y no a jugadores, ya que no hemos visto prácticamente nada de sus juegos, la atención ha sido orientada hacia sus características físicas y...Now, with 95% of MALK!!